Sergio Lázaro
Librarte de tus cadenas
por Sergio Lázaro

“Contempla el poder de tu Rey Jerusalén, mira, tu Salvador ha venido a librarte de tus cadenas” (Liturgia de las Horas).
¿Cuáles son mis cadenas? ¿En qué hombre que se creen Dioses, o en qué objetos que parecen vivos, he puesto yo mi confianza?
Cristo, que nació en Belén, es el único que puede librarte de tus cadenas: tus limitaciones, tus heridas, el desamor en tu familia o en tu grupo, la injusticia social… Mira a tu alrededor. Él ya está trabajando para tí.


Sergio Lázaro
Las quejas de Cristo
por Sergio Lázaro

Los evangelistas no muestran a Jesucristo quejarse, ni siquiera durante el duro proceso que comenzó con un juicio injusto y siguió con los azotes, la corona de espinas, la carga de la cruz, las caídas, y el ser martillado y colgado del madero. Los evangelistas sólo relatan dos quejas: la sed y la incomunicación. ver más »


Sergio Lázaro
Cristo Rey
por Sergio Lázaro

Cristo Rey, imagen de 33 metros de altura, venerada en el noroeste de Polonia.

Nada me puede separar del amor de Cristo, aun cuando no lo conozca (Rom 8,1-ss). ¡Qué gratificante verdad! Por eso vale la pena que lo tengamos a Él como rey, porque su autoridad se base en el amor incondicional. Las primeras consecuencias de este Amor son la libertad y la responsabilidad: dos valores a los que la gente suele temerle mucho. ver más »


Sergio Lázaro
El amor cambia
por Sergio Lázaro

Al principio era todo ilusión y parecía que ninguna limitación se interpondría. Pero con el pasar del tiempo fueron quedando cosas sin resolver, defectos molestos,…, impedimentos insuperables. Para colmo la persona amada cambia, en el físico, en el carácter… ver más »


Sergio Lázaro
América
por Sergio Lázaro

Cuando Colón llegó a Cuba plantó un cruz. Por más sombras que haya tenido nuestra historia, la Cruz y la Resurrección que conlleva, han sido el mejor regalo que nos trajeron aquellos intrépidos, porque el balance final siempre será positivo con creces.


Sergio Lázaro
Libertad
por Sergio Lázaro

Un dia como hoy un grupo de enamorados de Cuba dejó sus posesiones y decidió también dejar la vida por la libertad. El acto comenzó con gesto de generosidad: ¡dar libertad a otros! ¿Qué estoy dispuesto yo a perder por mi libertad? ¿Soy consciente de que mi libertad depende en cierto modo de la de los demás?


Sergio Lázaro
Bajo tu manto
por Sergio Lázaro

Virgen del Cobre,
bajo tu manto ponemos, penas y alegrías
esperanzas y decepciones.
Ruega para que los hijos de Cuba
podamos tener una vida próspera
basada en lo que tu Hijo nos enseña


Sergio Lázaro
Oremos
por Sergio Lázaro

blogirma

Oh Dios,
a Quien obedecen todos los elementos del Universo,
serena la furia de las tempestades,
para que la amenaza de su poder desatado
se convierta en motivo de alabanza a tu Nombre


Sergio Lázaro
Amar la cruz
por Sergio Lázaro

Mi madre me enseño una jaculatoria que dice: “Señor, que ame la vida y ame la cruz”. Viene de un himno que se canta en la liturgia de la horas. Como muchas cosas de la fe, lo aprendí y lo he rezado sin comprenderlo muy bien: ¿cómo es que puedo yo pedir amar lo que ni Dios mismo quiere? Me refiero a la cruz, por supuesto…

Alejandra en estos días, cuando me oyó repetirla me preguntó: ¿Papá, qué quiere decir eso?¿Que la cruz da vida?… ¡Esa es la clave Alejandra!: la antigua jaculatoria enseña que si llevo con amor la cruz (aquello que ni Dios quiere), entonces puedo engendrar vida. El amor transforma la cruz en vida, y ese  es el oficio preferido de Dios, sólo hay que se fiel, como su Hijo.


Sergio Lázaro
Amar la cruz
por Sergio Lázaro

Mi madre me enseño una jaculatoria que dice: “Señor, que ame la vida y ame la cruz”. Viene de un himno que se canta en la liturgia de la horas. Como muchas cosas de la fe, lo aprendí y lo he rezado sin comprenderlo muy bien: ¿cómo es que puedo yo pedir amar lo que ni Dios mismo quiere? Me refiero a la cruz, por supuesto…
Alejandra en estos días, cuando me oyó repetirla me preguntó: ¿Papá, qué quiere decir eso?¿Que la cruz da vida?… ¡Esa es la clave Alejandra!: la antigua jaculatoria enseña que si llevo con amor la cruz (aquello que ni Dios quiere), entonces puedo engendrar vida. El amor transforma la cruz en vida, y ese es el oficio preferido de Dios, sólo hay que se fiel, como su Hijo.


Sergio Lázaro
A los sencillos
por Sergio Lázaro

En 1917, un día como hoy se apareció la Virgen María a tres pastorcitos en Portugal, cerca de Fátima. Hoy millones de personas celebran este acontecimiento y piden a su amiga María que rece por sus intenciones. Ella puede arrancar Milagros a Cristo, aunque él piense que “no sea la hora” como en Cana de Galilea.  Ella vino a Fátima a revelar a los sencillos que el ateísmo no tendría la última palabra.


Laura María
Si practico
por Laura María

Ustedes serán felices si, sabiendo estas cosas, las practican. Juan 13, 17

¿Dónde busco la felicidad?


Sergio Lázaro
Santa Cruz
por Sergio Lázaro

¡Feliz la culpa que mereció tal redentor!
Así se reza en la vigilia pascual desde los primeros Siglos. ¿Cómo es posible que el pecado mismo alcance la “felicidad”?
Por la cruz… ¡Feliz el que la carga y sigue adelante!
Si importante es cargarla, importante es avanzar, buscando cambiar lo que me rodea. De otra forma no es cruz, es opio, conformismo y desidia.
La cruz verdadera implica avance, en las personas, las familias y los pueblos. La redención, es decir, la felicidad, es la consecuencia primera.


Sergio Lázaro
La fe de Martha
por Sergio Lázaro

Cuando llegó Jesús ya Lázaro llevaba 4 días muerto (Jn 11, 1-45), no obtante Martha le dijo: “lo que pidas al Padre Él te lo concederá”. Eso se llama fe. Una vecina me dijo ayer que no valía la pena rezar por los mala-cabeza del edificio, ya no tenían remedio, además no lo merecían. ver más »


Sergio Lázaro
Nada me falta
por Sergio Lázaro

El Señor es mi Pastor, nada me falta (Sal 23,1).  Si el Señor es mi pastor, es porque  escucho su voz y sigo sus pasos junto con otros, con quienes convivo en paz y comparto espacios, experiencias y recursos. He aquí dos claves para la abundancia, el seguimiento de cristo y la vida en la comunidad cristiana. Sin éstas se puede progresar, pero siempre faltará algo.


Sergio Lázaro
San Romero de América
por Sergio Lázaro

romero“San Romero de América, nadie hará callar tu última homilía” (Pedro Casaldáliga)
A Mons. Oscar Arnulfo Romero lo acusaban de comunista, o de extremista,…, pero murió por decir la verdad, por defender a los pobres, y por oponerse a quienes niegan el derecho a la libertad y las oportunidades, en nombre de cualquier argumento.
¡Ruega por nosotros Beato Romero! Para que el miedo no le gane a la verdad que podemos decir y vivir.


Sergio Lázaro
El fantasma del miedo
por Sergio Lázaro

Un buen profesional cubano de Miami me pidió disculpas hace una semana por no contestar a mis mensajes. “Aquí las cosas están malas y yo estoy en el ojo del ciclón…, no quiero que me acusen de comunicarme con los de la Isla,…, pero por favor, no dejes de escribirme…”
Recordé lo que he oído muchas veces en Cuba, donde el miedo ha sido una herramienta utilizada por tirios y troyanos. ¿Está pasando lo mismo donde se supone que prima la libertad?


Laura María
Si oro por los demás
por Laura María

Deja tu ofrenda ante el altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y solo entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Mateo 5, 24

¿Cuándo hago oración, pienso en las deudas que tengo con mis hermanos o solo pienso en mí?


Sergio Lázaro
La cruz y la vida
por Sergio Lázaro

Hoy ha sido un día de dar gracias por la cruz que me ha tocado por intentar seguir al Nazareno que aconseja decir la verdad, trabajar por Reino que parece un grano de mostaza, y tratar de estar a donde casi nadie quiere quedarse… No hay mérito propio ahí, es sólo regalo de la Cruz… que se hace feliz de tal redención.
Hoy he recibido la caricia de mi familia, de mis amigos y de Dios…, cuando un diácono me recordó que a pesar de ser polvo, y del peligro de volver a éste, se me ofrecía el banquete eterno del Cuerpo y la Sangre que se levantó de la Cruz para siempre.


Sergio Lázaro
El lenguaje adecuado
por Sergio Lázaro

Cuando le preguntaron a Jesús: ¿quién es nuestro prójimo?, le estaban preguntado por la clave para acceder al testamento mismo de Jesús en la Cruz: el servicio y el perdón desinteresado al prójimo. La pregunta es clave para todos nosotros hoy.
Jesús no dijo nada complicado, comenzó haciendo un cuento: “Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó” y habló del buen samaritano. ¿Podemos explicar a la gente hoy esas verdades, desde nuestra experiencia, con las palabras que entienden? Hoy tendría que decirse, tal vez: “Un hombre tenía un perfil en Facebook y recibió…”, o “una mujer estaba en el malecón jineteando…”.