Félix Sautié Mederos

Cuando aún parece que fue ayer… en la Navidad 2011

por Félix Sautié Mederos

Este año el 25 de diciembre me sorprendió, cuando aún parece que las fiestas navideñas y de fin de año del 2010 fueron ayer. El ambiente habanero, tal y como ha sucedido hace años, no expresa nada especial al respecto. Lo único extraordinario fueron la lectura por el principal canal de la Televisión Cubana del Mensaje de los Obispos Católicos Cubanos con motivo del 2012 Año Jubilar; así como un anuncio del Gobierno de la próxima liberación de más 2,900 presos de distintas categorías, en respuesta a diversas peticiones, especialmente de la Iglesia católica. En tanto que nuevamente se frustraron las esperanzas de una solución a las prohibiciones de entrar, salir y/o regresar libremente de nuestro país sin necesidad de un permiso especial.
En estas circunstancias, podríamos preguntarnos ¿De qué valdría la vida si no es posible disfrutarla a plenitud y alcanzar una dimensión de amor, paz y sosiego espiritual? Los que somos cristianos fundamentamos la razón de nuestra existencia terrenal en el establecimiento del “Reino de Dios”; pero los que no son creyentes, ¿cómo podrían valorar una existencia despojada del disfrute festivo y de las posibilidades del intercambio entre las personas? Estos aspectos sólo podrían realizarse poniendo a las personas al centro de todo. Quizás a algunos no les agradarán estas consideraciones sin tomar en consideración que el futuro depende del movimiento de la vida y de las generaciones. Pretendo ser un cronista de mi época y unas pocas crónicas no bastarían para reflejar los estragos espirituales que presenta el pueblo cubano en estas navidades y fiestas de fin de año. Así lo pienso y así lo afirmo.


Deje un comentario

Escriba los caracteres que aparecen en la imagen a continuacion