Laura María

Así somos

por Laura María



Estamos tan ocupados llevando a cabo lo que creemos que es lo urgente que no tenemos tiempo para hacer lo importante, con estas palabras de Confucio comienzo este testimonio de mi vida cristiana. 

He nacido en una familia de grandes valores humanos pero no fundamentados en los valores y en la fe cristiana que son realmente los más importantes. La práctica religiosa en mi familia desagraciadamente se ha dejado en el olvido por falta de práctica, por presión social o miedo.

 

No fui bautizado de pequeño como mi hermano que nació a inicios de la década de los setenta, yo en cambio nací a finales de esa misma década y la situación con relación a manifestar ciertas creencias religiosas podría perjudicarnos en la sociedad.

 

Mi madre de pequeña visitaba la iglesia y recibió los sacramentos de iniciación cristiana, pero cuando las cosas fueron cambiando se fue quedando la fe solo en el recuerdo. Siempre yo me preguntaba de pequeño, porque en la escuela señalaban miraban diferente a los muchachos que iban a la iglesia; y sin embargo, estos para mi eran los mejores estudiantes y los más educados.

 

El señor escribe en líneas rectas sobre renglones torcidos, cuando cumplí trece años, repentinamente murió mi padre y comencé a preguntarme sobre la existencia humana y la vida después de la muerte. Por invitación de unos amigos asistí a la Iglesia y allí; aquellos mismos, que habían sido mis compañeros de escuela primaria me recibieron con alegría, diciéndome que esperaban por mí hacia mucho tiempo. Desde ese momento todo en mi vida cambio, fui conociendo quien es Jesús de Nazaret y experimentando el cambio que se experimenta cuando uno se encuentra con Él, con su palabra y como uno es capaz de integrar a una comunidad, y sentirla como la familia que se reúne para compartir con el padre en común.

 

He vivido mi juventud como un joven más, con ilusiones, esperanzas, he pasado trabajos, carencias como los demás cubanos, pero con la diferencia de que se que tengo un Dios en quien confiar, y con el no debo temer a nada ni a nadie, pues el siempre esta junto a mi. Soy feliz de haber conocido al Señor y a su iglesia. Doy gracias a El por el regalo de la Fe, por mostrárseme en una sociedad donde se le ha intentado ocultar, y muchos desconocen los valores del Evangelio, pero donde el se sigue manifestando porque El es luz sin tiniebla alguna 1Jn 1,5.

 

Maikel Águila Moya

Seminarista II Teología

Diócesis de Santa Clara


6 comentarios

  1. armando andrade cotorro13 dice:

    estoy muy contento y alegre com este blog me hacerca mucho a mi iglesia cubana a mi tiera la gue no puedo olvidar nunca le deseo muchas suerte y gue nuestro senor jesucristo los colme de vendicones adelante maikel aguila en el seminario gue dios te colme de bendiciones al igual gue sergio lasaro ,laura maria me gustan mucho sus articulos sus correos esto es lo gue hacia falta a nuestra iglesia catolica de cuba darse a conocer al mundo por uds sigan adelante gue su vos se alce al mundo por este medio gue es la vos de nuestra iglesia de cuba gue dios los vendiga abundantemente su hermano en cristo jesus armando andrade

  2. Saludos desde Venezuela.

    Felicitaciones a todo el Equipo que lleva adelante esta iniciativa de Evangelización en Cuba. Utilzar las tecnologías en estos tiempos es parte de las herramientas que Evangelio necesita para su difusión.
    El Señor les bendiga en esta tarea.

  3. ola querido povo cubano. Que grande alegria senti ao abrir esta fantastica pagina, e saber que mesmo em pequena escala esse povo encontrou pequeno espaço para divulgar a mensagem de unico e verdadeiro Salvador, Jesus Cristo.
    Eu mesmo sem escrever em sua lingua, leio e compreendo muito bem. Que alegria em saber que mesmo diante as grandes dificuldades que se encontram, os S.ros(Sras)encontraram corajosamente para continuar a missão de Jesus Salvador. Parabéns a todos, não desistam por nada, pois a recompensa virá do alto, enviada por Deus Pai Celeste.Um grande abraço desta desconhecida, mas que também cloca Jesus como o unico mediador ao Pai, pela interceção da Mãe Maria.

  4. Alberto dice:

    Amen

  5. Arturo dice:

    Estoy muy contento de unirme a ustedes en esta nueva etapa de evangelizar Cuba, aunque por el momento sea a través de este medio.
    Que Dios y su Hijo Jesucristo nos envíen el Espíritu Santo, para que podamos llevar a cabo nuestro trabajo de evangelización.
    Saludos y abrazos cristianos para todos.
    Arturo.

  6. El isleño dice:

    Que he visto con alegria esta nueva forma de estar en contacto con el Obispado de Sabta Clara de cono cer como va la diocesis en general de estar un poco mas cerca de uds. porque de Dios siempre lo estoy gracias

Deje un comentario

Escriba los caracteres que aparecen en la imagen a continuacion