Sergio Lázaro

El camino de la Virgen, pero al revés

por Sergio Lázaro

Al final de un año lleno de alegrías, con la visita del Papa, las peregrinaciones al Cobre, y una presencia pública muy significativa por parte de la Iglesia en Cuba, un huracán  dejó sin casa a miles de personas y ha interrumpido la electricidad, los acueductos  y las comunicaciones por más de una semana en buena parte del oriente de Cuba.
Después del gozo, viene la prueba, ha sido así en toda la historia del cristianismo. No porque Dios lo quiere, sino por la propia dinámica del mundo.
En Cuba, el camino de la Virgen es la ruta que va desde la Bahía de Nipe hasta El Cobre, pasando por los lugares donde la tradición dice que estuvo la imagen bendita en su recorrido desde donde fue hallada hasta donde se instaló definitivamente.
Ese mismo “camino”, pero en sentido contrario, fue recorrido por el Sandy.
Me parece un signo claro al terminarse un período de 4 años de renovación pastoral para la Iglesia:
-En una realidad que exhibe cambios favorables a la vida de fe y la expresión pública de ésta, hay situaciones que apuntan en sentido contrario, como el mal estado de las casas, el hacinamiento, y la poca resistencia de nuestros sistemas energéticos y de comunicación al comportamiento frecuente de la atmósfera que respiramos.
-En un pueblo en el que aflora la memoria cristiana acallada por medio siglo, y se dan pasos en el camino hacia Dios, persisten situaciones de pobreza material y moral, que causa indefensión y desconcierto tato en la vida cotidiana como en las situaciones de emergencia.
-En un sistema social que exhibe signos de apertura y transformación, urgen cambios mucho más profundos e incluyentes que empoderen a sus ciudadanos, y los hagan más capaces de tomar las riendas de su propia vida personal familiar y social.
La Iglesia es la comunidad formada por ese mismo pueblo que cree y sigue a Jesucristo en esta realidad, en la que hubo antes, y en la que vendrá, porque la Iglesia no se va de ningún sitio, sino por el contrario, se identifica con cada gozo, tristeza, esperanza o fracaso de cada persona o familia. Sandy nos coloca de manera especial en medio de los que sufren, ruego a Dios de que sepamos ser signo de Cristo para ellos en esta durísima situación.

Temas: , , ,


Deje un comentario

Escriba los caracteres que aparecen en la imagen a continuacion