Entradas de el tema ‘perdón’

Reavivar los sentimientos patrios

Jueves, Octubre 21st, 2010

Crónicas cubanas

Recientemente los cubanos celebramos el inicio de nuestras luchas de independencia el 10 de octubre de 1868, fecha en que además los patriotas encabezados por el Padre de la Patria cubana Carlos Manuel de Céspedes otorgaron la libertad a sus esclavos como símbolo de rebeldía inclaudicable en contra de la oprobiosa práctica de la esclavitud.
Reavivar estas conmemoraciones para alimentar el espíritu e incentivar sus sentimientos más puros y humanistas es hoy, quizás como nunca antes, una necesidad impostergable, precisamente cuando nos afectan con fuerza inusitada la materialidad y el sin sentido de los que pujan por controlar absolutamente la vida de los demás, sin tener en cuenta la persona, la familia, la sociedad ni la Patria en su conjunto, así como lo que pudiera dañarse también por causa de los egoísmos, empecinamientos e intolerancias que subsisten en nuestro entorno. (más…)

El que debe morir

Jueves, Abril 1st, 2010

Pedro niega conocer a Jesús, Pilato duda de que Jesús es el Rey, sólo Él y sin embargo es injustamente sentenciado a muerte; mientras que Pilato, dejaba libre a Barrabás.
Todos los soldados le gritaron, le golpearon, seguían tras sus huellas dolorosas y desgarradoras, tras sus penosas andanzas, la flagelación, lo escupían, se burlaban. Todos clamaban ¡Qué muera! ¡Qué muera! ¡Crucifícalo! Eran las nueve de la mañana cunado lo crucificaron y también a los dos bandidos y fue a las tres de la tarde que murió Jesús y cuando anochecía en
vísperas del día de reposo, es sepultado.
Sin embargo, Barrabás, quedó libre, decidieron que muriera el Nazareno, pero no vieron los delitos de Barrabás, las pruebas que afirmaban su culpa, que era un asesino. “Jesús vino para dar testimonio de la verdad, y el que es de la verdad escucha su voz”.
Después muchos de los que lo condenaron reflexionaron, vieron, lo que antes no veían y se dieron cuenta de que Jesús no debía morir. Hoy la Iglesia considera que ni siquiera Barrabás debía morir, pues no hay derecho a matar a nadie por sus faltas, es preferible que pase toda la vida en la cárcel.
A Jesús lo condenaron, hoy muchas veces condenamos a la verdad en Cuba usando cualquier justificación.
Sin embargo Él nos mira con compasión y pide por nosotros “¡perdónalos padre porque no saben lo que hacen!”

…el perdón y la paz

Miércoles, Marzo 31st, 2010

El buen Dios, que en su providencia infinita reconcilió consigo al mundo por medio de su hijo Jesucristo, te conceda, por el ministerio de la Igleisa, el perdón y la paz…Así reza el sacerdote antes de dar el perdón a los pecados.
Ayer me confesé, como muchas, veces viví una experiencia de liberación inigualable.
Primero porque reconocí mis pecados y los verbalicé, en el más absoluto secreto, pero los dije, los saqué de mi y los puse en manos de un servidor autorizado para ayudarme en el discernimiento sobre el pecado en sí mismo y sobre su superación. El sacerdote no es un mediador, Dios no necesita mediadores, Él mismo vino, murió y resucitó, Él vive en nosotros. Somos nosotros los que necesitamos ayuda de otros para reconocer nuestros pecados y también nuestras virtudes, por eso Cristo mandó a Pedro y a los apóstoles a perdonar o retener los pecados. (más…)

¿tirarás la piedra?

Lunes, Marzo 22nd, 2010

Casi seguro aborreces a alguien, no le hablas a alguna persona que te hirió…, probablemente odies un montón de cosas en tu familia, barrio o país…, habrá más de uno a quien quisieras desaparecer de la faz de la tierra.
Algo parecido le pasaba a los acusadores de la prostituta a quien Jesús salvó la vida: ¡el que no tenga pecado tire la primera piedra!; y a ella le dijo ¡vete, y no peques más!. De eso se trata, de que la persona se levante de su fango, no de matar al que está sucio,…, porque todos lo estamos.
Es bueno que tengas conciencia del mal y que lo aborrescas, pero recuerda que los que lo hacen son tus hermanos, cuya imágen de Dios es indeleble en su interior, aunque su imágen sea como la del diablo.
En esta última semana de Cuaresma es bueno que te reconcilies con alguno de esos a quienes aborreces, odias o no hablas…, no como aprobación del mal que han hecho, sino como invitación a la redención. Igual con tu familia o tu país: no porque aceptes los males, sino en prenda de que te comprometerás a cambiarlos.
Yo tengo un par de cosas que hacer en ese sentido…, reza por mí