Mereces todo lo bueno

tristeHace unos días una amiga me llamó para que pidiera por su esposo gravemente enfermo debido a una encefalitis, que se complicó por un mal diagnóstico y un peor tratamiento. No fue hasta que perdió la conciencia que lo asistió un médico de cuidados intensivos que procedió correctamente. José estaba en peligro de muerte.

¿Por qué le ha pasado esto a él, por qué a mí? – me dijo llorando mi amiga. ¿Hemos sido malos, no merecemos ser felices, ahora que terminamos de construir nuestra casa y nuestros hijos están encaminados?

Leer más