Sergio Lazaro

¿Cómo vivir la fe en tierra extraña?

Es una vieja pregunta en la tradición judeocristiana, viene del libro de Job, en la Biblia. Job lo tenía todo, y por las injusticias propias de su tiempo lo perdió todo. Job dudó de Dios porque no podía entender por qué le pasaban tales desgracias. Así pasa en la vida cotidiana de cualquiera de nosotros en cualquier parte del mundo.
Hay situaciones sociales en las que es especialmente difícil vivir la fe debido a exclusiones, imposiciones, injusticias…, sin embargo, en muchos lugares donde la democracia tiene altos grados de desarrollo y los derechos humanos altos grados de promoción, aparecen leyes  y fenómenos de intolerancia a lo religioso, que amenazan a esas realidades en convertirse también en lugares extraños al Evangelio, como lo era para Job aquel desierto cargado de desesperanza.
A mi alrededor mucha gente ve acercarse los días de fin de año (Navidad para los cristianos) sin los proyectos o ilusiones que harían de su vida más plena, a veces, toda la energía se va en buscar la supervivencia cotidiana que cada día es más difícil para muchos. ¿Qué se puede decir a quien vive así?:
Lo mismo que he vivido cuando, en muchas ocasiones, yo también me he sentido como Job: En los momentos duros, cuando Dios parece ausente, es cuando más cerca está de nosotros, Él es quien nos sostiene. Él regala, de manera especial, a los que vivimos la experiencia de la “tierra extraña”, la presencia misteriosa de Su consuelo, unas ganas muy especiales de vivir, y la amistad y el regalo material y espiritual de muchos que dan gratis aun lo que no tienen. A esa rara experiencia de vida, decía Olimpia, mi catequista, que en la Iglesia se le llama mística. Ésta es fuerza interior que da sentido y ánimo para la acción.  ¿Tendrá que ver esta realidad con el hecho de que muchos cristianos que viven en sociedades de bienestar han abandonado los caminos de la fe?. Tal vez. De todos modos las realidades de bienestar son deseables y hay que luchar por ellas en Cuba y en todas partes, y los caminos de Dios son difíciles y maravillosos aquí en Cuba, y en cualquier parte.
Esa mística, esas personas que te ayudan, y lo linda que es Cuba, nos hacen ver que no es del todo “tierra extraña”,  es más tierra buena para la semilla de Cristo y para el progreso humano integral, que lugar de exclusiones, hay mucho por hacer, pero se puede.
La amistad y la fidelidad son buenos compañeros de camino. Job se mantuvo fiel. Solía decir: “el Señor me lo dio, el Señor me lo quitó, ¡Bendito sea el Nombre del Señor!”. Así Job pudo alzarse sobre sus dificultades y finalmente decir: “el Señor me lo quitó, el Señor me lo dio, ¡Bendito sea el Nombre del Señor!”

0 Compartir

25 thoughts on “¿Cómo vivir la fe en tierra extraña?

  1. Gracias Sergio por este mensaje de Job donde todos los que andamos por las sendas del Señor podemos ver reflejar, por lo menos, una parte de nuestra vida. Yo creo que todo Cristiano pasa por etapas de prueba donde se fortalece la Fe y aprende a poner toda su confianza en las manos de Dios y estas etapas nos conducen por estos senderos que escapan nuestra forma de pensar; son caminos rectos que nos parecen torcidos. Yo creo que Dios nos conduce, ya sea en tierras extrañas o tierras conocidas, a reconocer que El es nuestro bien absoluto, que es saludable ver nuestra necesidad espiritual. Creo que tienes razón en considerar esas tierras apropiadas para cosechar lo espiritual. Yo vivo en los Estados Unidos, y le Doy Gracias a Dios, pero no dejo de reconocer la inmensa pobreza espiritual a mi alrededor. Es triste ver que el lugar que le corresponde a nuestro Señor es ocupado con cosas materiales, ver como se distorsionan los valores y donde el valor de la persona es medido por lo que posee y por el título que el mundo le concede para brillar entre las gentes. Y como la gente corre tras estos valores y se angustian corriendo de acá para allá y ver como el Santísimo está expuesto en el altar de la Iglesia y solamente una pocas personas acuden a estar con Él. Estas son personas que están tan siegas y sordas que no hay forma de hacerles ver el tesoro que encontramos en nuestro Señor. Te cuento lo que me ha tocado ver. Que Dios te Bendiga.
    Osvaldo Medina.

  2. Hermano Sergio Lazaro/en Cristo:
    Muy bueno su articulo donde resalta la necesidad de cultivar la semilla de Cristo, para que crezcan los valores ciudadanos. Muy bueno y atinado el blog.

  3. Sergio Lázaro:
    El Señor escribe derecho en renglones torcidos. Hay personas que encuentran la fe en la cárcel, en medio de la discrimianción, tras la muerte del ser más querido, criando a un hijo con retraso mental, sufriendo el oprobio de la injusticia. Sin embargo, es poco creíble, a partir de esas experiecias, relativizar la genuina aspiración humana a la justicia, la libertad, la igualdad, la salud, la alimentación o la felicidad. Que alguien encuentre a Dios en la cárcel no quita ni un ápice de verdad a la noción de que el ser humano está hecho para la libertad. Lo mismo se podría decir de otras dicotomías como enfermedad-salud, miseria-bienestar, injusticia-justicia.
    En medio de la comodidad muchos cristianos abandonan la fe… y también la abandonan muchos cuando temen ser discriminados o perseguidos por anunciar el Evangelio. Tan terrible es perder la fe por una razón como por la otra. Lo que habría que ver es cuál de las dos circunstancias es socialmente más deseable. Y seguir a Jesucristo en la que nos toque. Un abrazo,
    Jorge

    1. Gracias por el comentario. Estoy totalmente de acuerdo contigo con que la oportunidad de redención que puede darse en el sufrimiento no lo hace deseable. A tal punto, que si tal oportunidad se aprovecha, la realidad cambia, para la persona y su entorno. De manera que lo negativo de la situación de Cuba o de cualquier parte del mundo no será deseable aun cuando ésta pueda ser una oportunidad de redención.
      La lectura cristiana del sufrimiento no es opio sino luz: aunque sufra, puedo encontrar caminos para el cambio y la vida plena, el éxito está asegurado. Para nada es lo contrario «qué bueno que sufro, así me salvo».
      Yo prefiero, deseo y lucho por una situación social de mayores grados de «justicia, la libertad, la igualdad, la salud, la alimentación o la felicidad», én la cual también puede vivirse la santidad

  4. Se ha extendido en el Occidente democrático una especie de laicismo a ultranzas que pretende suprimir cualquier elemento de base religiosa de la vida social. En el fondo es excluir a Dios (o a cualquier trascendencia) y sustituirlo por supuestos consensos que no responden a los graves problemas sociales. Al final es una forma de generar problemas y entretener a la gente en algo mientras no se solucionan los existentes.
    Esta cultura que se quiere imponer no hace otra cosa que socavar los valores que está en la base de la democracia, los valores de Occidente: la libertad, la justicia, el pluralismo. Si leemos a los más claros pensadores liberales y democristianos podemos observar la sintonía perfecta que puede existir entre la religión y la democracia. Esa fue una de las grandes enseñanzas que el francés Alexis de Tocqueville extrajo de la democracia norteamericana.
    Aunque existe este debate, debo decir que la democracia es el único orden que ha logrado salvaguardar la libertad de conciencia y de religión, por ello hay que defenderla.
    Ahora, en todos lugares hay que vivir la Fe y en todos los lugares cuando se es cristiano uno se puede sentir como en “tierra extraña”.
    Abrazo en Xto.
    Y Cires

  5. Felicitaciones y adelante con el ánimo que nos inspira Jesús.
    Me enteré por este artículo del diario El Tiempo de Bogotá, Colombia, dic 1-2009:
    Iglesia Católica cubana abrió su primer blog llamado ‘Creer en Cuba’
    La institución religiosa se suma a la fiebre de blog con este sitio web que cuenta con artículos sobre espiritualidad y valores, explicó el ingeniero laico Sergio Cabarrouy, responsable de la página.
    «Es un espacio abierto para compartir la fe de vivir en Cuba, en
    la isla y en la diáspora, y en él se puede tratar cualquier tema si
    es afín al blog», explicó Cabarrouy, que administra el sitio desde
    el obispado occidental de Pinar del Río.
    El sitio http://www.creerencuba.org «tiene aportes de cubanos y de
    personas de otras partes del mundo interesadas en vivir la fe
    cristiana encarnada en la realidad», añadió Cabarrouy.
    El primer artículo se titula «Bienvenido» y es la presentación
    del blog, mientras que el más reciente es el testimonio de un
    seminarista de la ciudad de Santa Clara, en el centro de la isla.
    En un anuncio publicado en el sitio web de los obispos católicos
    de Cuba, Cabarrouy indicó que será «un espacio para la propuesta,
    más que para el lamento, un sitio para hablar y escuchar».
    En ‘Creer en Cuba’ se podrá «proponer, opinar y discrepar, pero habrá de respetarse siempre a las personas y renunciar a los partidismos políticos».
    «Los aportes y comentarios serán publicados si cumplen estas
    condiciones y contribuyen al mejoramiento humano», añadió.

  6. La Iglesia Catolica Cubana puede estar convencida de que educo a un pueblo ejemplar en el amor a sus semejantes y a la practica de la fe cristiana que hoy se conoce como la influencia de la identidad caribe en todo el planeta, y ese es su legado en Cuba, aun entre los que se dicen ateos o pertenecientes a otras religiones ya que son hijos de esta fuente pedagogica, y ese es nuestro mayor credito historico como Iglesia ante el Santo Padre en Roma y de lo cual me siento humildemente regocijado como catolico cubano donde quiera que me encuentre, se que soy depositario de un legado de elevacion espiritual como soldado de Cristo y que mi camino esta marcado por el peso de la Cruz que forma parte de mi responsabilidad como Iglesia ante mis hermanos mas desvalidos y pobres, se que debo ser un ejemplo ante ellos, como lo fue Cristo y apartarme del culto a lo material tan extendido en nuestros dias.
    Los que hemos emigrado de Cuba y no en pocas ocasiones penamos como Job por la usencia del calor de la patria, vivimos, pese a cuslquier adversidad, regocijados en la fe cristiana en que fuimos educados en Cuba porque sabemos que por la fe y el amor a los mas necesitados, donde quiera que se encuentren, salvamos nuestras almas ante Dios, y porque estamos convencidos de que obraremos siempre conforme a la sabiduria divina,dondequiera que estemos,no importa cuantas contradicciones se presenten en el camino.
    La conciencia de Cristo esta en todos los cubanos. Ya lo dijo Marti, el cubano universal: «Cristo no murio en Palestina, sino que vive en el corazon de cada hombre.»

  7. Me gusto mucho el articulo. Un abrazo desde Orlando, FL
    PD. Espero seguir visitando a menudo este sitio. Estoy muy orgulloso de mi iglesia catolica cubana!

  8. Hola, soy brasileño, Católica y trabajar con los jóvenes de mi parroquia y también los medios de comunicación de estudio – el periodismo.
    como su iniciativa de hablar sobre la fe en su país, que impide la democracia.
    Les pido que Dios le dé fuerza para que también toda la Iglesia cubana para seguir firmes en la fe.
    la paz y bien

  9. Sergio: Me alegra que tengas este blog y me alegro de haberte conocido. Se de ti por amigos comunes y esta de mas decirte que te deseo lo mejor. Uno aqui escribe poco pero nunca olvida a lo que estan alla, suerte y adelante en tu nuevo desafio, ya te puse un link en mi blog y publicare tus actualizaciones, no es mucho pero es lo que puedo hacer.
    Tu hermano y amigo
    Eduardo

  10. ¡¡¡Que bueno que exista este espacio catolico- Cubano,seria mas fabuloso si los 11 millones de Cubanos creyentes o no pudieran aceder al mismo con libertad y condiciones tecnicas, la fe cristiana es esencialmente revolucionaria por lo tanto esta tiene que llegar a cada rincon de nuestro sufrido pero hermoso pueblo, Ruego a nuestro divino todo poderoso haga este ruego realidad y que la familia cubana deje de sufrir.Bendiciones para mi pueblo no importa como piense cada uno de ellos ,dios es de todos y todos somos de el

  11. Previo saludo, lo que le ocurrió a Job no son injusticias de su tiempo; la pérdida de bienes materiales, de su familia y de su salud fue porque Dios así lo permitió, digo lo permitió, que es muy diferente a decir castigo o casualidad. Que todo ello fue para su propio bien y para conocer y entender mejor a Dios, eso es muy cierto.

    1. Gracias por tu comentario Felipe, en efecto así dice el texto. Pero sucede, en mi modesta interpretación, que Dios permitió, pero no hizo los desmanes que le pasaron a Job, esos vinieron del lado del mal, al que suelo llamar injusticias…

  12. Felicidades por el blog!
    Es un gran paso para el desarrollo de los medios de comunicación católica cubana! Perseverancia deseo a usted!
    Aquí en Brasil tenemos la comunidad de New Song(www.cancaonova.com) como un modelo de estrategia antes de que el mensaje cristiano a través de la Internet! Yo sugiero que busques en el sitio de la misma.

  13. Sergio
    desde Argentina un fuerte abrazo en Cristo, admiro la obra que estas realizando en un país con tantos impedimentos políticos a la fe.
    Que el Señor, Camino, Verdad y Vida te colme de bendiciones a ti y a tu hermosa familia.
    Paz y Bien!
    Marcelo

  14. gracias sergio lasaro por este articulo es muy interesante y emciera tanta berdad gue la mayoria de las personas cristiana ono no toman en cueta ,hermano lasaro no sabe ud la alegria tan grande gue medio el saber gue mi iglesia cubana la cual llevo tan profundo en mi corason
    y mi mente gue no se me olvida un solo dia de mi vida gue temga su blog me entere por radio pas la emisora catolica de miami de su blog le deseo todo lo bueno y gue siga adelante com este ministerio gue nuestro senor jesucristo lo llene de bendiciones a ud y su familia y hermanos en cristo gue dios lo bendiga abundantemente su hermano cristo armando andrade

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.