Sergio Lazaro

Barro en manos del alfarero

“Barro en manos del alfarero”
Nuestro mundo endiosado, autosuficiente, independiente y autónomo ha
olvidado su condición de creatura, el ser humano debe recordar su humilde
condición de creatura. Somos frágiles, no somos dioses todopoderosos, somos
barro, dignificado por Cristo, Verbo encarnado, barro digno, nuestra
dignidad viene de Cristo.
Desde el principio de la Biblia aparece la imagen de Dios como alfarero que
modela al hombre con barro. Dios es dueño absoluto del hombre, el ser humano
y todo el mundo está en sus manos “como el barro en manos del alfarero”;
tiene más poder sobre nosotros que “el alfarero sobre su vasija”.
El hombre es débil, frágil, limitado…, nos quebramos con facilidad como la
vasija de barro. Por eso San Pablo nos advierte que:
“el que crea estar en pie, cuide de no caer”(1 Cor 10,12)
Continuará…

__________ Informaci

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.