Sergio Lazaro

Desde la abundancia

Para dar hay que tener. Para ofrecer a otros cualquier cosa sólo puede hacerse desde la abundancia. Se trata de la abundancia en lo que se tiene materialmente, en las capacidades que se pueden ofrecer y y en la vida interior, sobre todo la vida interior. En el Evangelio Jesús elogia a una viuda pobre que ofrecía un par de monedas, siendo lo único que tenía para vivir: he ahí la abundancia. La viuda tenía para vivir, muy poco, pero algo tenía; en aquel contexto cultural era muy difícil que una viuda tuviese algo para vivir coseguido sin vender su cuerpo, por tanto aquellas monedas eran una hazaña. También en la viuda abunda la vida interior, que se goza de dar a los demás de forma anónima pero efectiva.Por eso las personas, las familias y los pueblos tenemos que buscar tales abundancias, todas son necesarias. Para conseguir la abundancia material: oportunidades; para conseguir la de las capacidades: educación para la libertad y el progreso; para el espíritu: la sana religión que promueve a la persona y su entorno.
¡He aquí un reto para Cuba!, donde es mucha la disponibilidad para la búsqueda de la abundancia y donde faltan oportunidades para conseguirla.

Related Post

0 Compartir

One thought on “Desde la abundancia

  1. Te felicito por tu sencillez, humildad y valentia.Dios te bendiga y te guarde a ti y a tus familiares y a tu pueblo.No desmalles, sigue en esto de la FE en CRISTO, EL ES UNICO ,FIEL Y VERDADERO y nunca abandona.Los hombres traicionamos,renegamos y sentimos celos y envidias
    desde Cain y antes lo fue Lucifer que puede aparecerse como angel de luz y confundirnos.Ora, intercede y cree en el DIOS DE ISRAEL.
    UN fuerte abrazo y nuestra bendicion para ti y los tuyos. AH! son buenos tus articulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.