Seca tus lágrimas

Todos los días hay una rosa que se pudre sobre la caja de un muerto, todos los días hay treinta moneda que compran a Dios, y tú, que pretendes amar sin tiempo y sin fatiga, que te quejas de la traición cuando te muerde o el fango cuando te salpica …, ¿es acaso tu amor más que la rosa o más que Dios?(1)
¿Lloras por la pelota que se cayó en la alcantarilla, por el globo que se fue, o el juguete que tus padres no pueden comprar?, ¿por el amor que se te ha ido o el sueño que no conseguiste?, ¿por el amigo perdido, la traición de tu pareja?, ¿la libertad que te quitan y el bienestar que te niegan? Piensa en la rosa y en Dios, ellos regalan la fragancia y el bien, sin esperar nada a cambio, viven para hacer mejor la vida y cambiar todo hacia lo bello y lo bueno, por eso son siempre, a pesar de todo, imprescindibles, la rosa y Dios.
(1)      De los poemas sin nombre de Dulce María Loynaz

¿Libres o usados?

Un tema muy interesante compartido con los niños en la catequesis fue Respetar a las personas, no usarlas», los mismos cuentan sus propios testimonios, reflejan los maltratos entre los mismos niños, además, entre maestros y niños verbalmente, cosa común, la malas conductas,  …
Mis niños muestran preocupación por las personas que viven de mendigos en las calles, personas enfermas abandonadas por su familia.
La educación estatal en Cuba es para todos, pero necesita ser complementada por la familia y la Iglesia, todo sistema de educación lo necesita. También hay carecias y malos tratos en algunas familias.  Nos correponde  a los cristianos alimentar los valores en cada niño, logrando que sean buenos cristianos, aprendiendo a usar su libertad.
Continuará…