Doble cara

Hay cosas que se ven o se escuchan al pasar que asustan. Con tanta frialdad se puede pensar de una manera y obrar de otra, tan contraria. O aparecer mirando en un sentido pero ser fingimiento, solapa interesada. O actuar con descaro.
Mentira y simulación, hipocresía y deseo de ventaja. Querer quedar bien con Dios y con el diablo y de ambos obtener prebendas. Me quedo pensando en una y otra actuación y me produce vértigo. Gente capaz de establecer una dicotomía tal entre el discurso y la vida, entre su yo ambicioso o acomodaticio y la  realidad, que no sabe siquiera cuál es su verdadero  rostro.
Da igual tener doble cara o ser descarado, si para el caso es lo mismo. No tener conciencia de la propia dignidad es no tener cara propia, es haber perdido la propia identidad. Leer más

Mi derecho a opinar

Escribo desde mi rincón de Centro Habana, sobre mi derecho a opinar en función del derecho de todos y de la necesidad de que se divulguen en los medios locales y se tomen en cuenta las opiniones y criterios de los que vivimos dentro del país. Muy en especial en los momentos en que circula por el mundo la entrevista que a Fidel le realizara el famoso periodista estadounidense de origen judío Jeffrey Goldberg de la revista The Atlantic, así como el debate que se ha generado internacionalmente por motivo de la interpretación de una de sus respuestas referida al no funcionamiento del sistema cubano. Leer más