El precio de la luz

«Me obligaron a cocinar con corriente poque ya no se ´consigue´ el gas y no venden ´luz-brillante´, ahora me suben la luz, ¿hasta donde vamos a llegar?… pero bueno, uno siempre inventa» -Ofelia, ama de casa de 50 años.
¿Cuál será esta vez el invento?: robarse la corriente, «conseguir» gas o keroseno, o simplemente cocinar menos…
Ciertamente los cubanos nos las arreglamos para no perecer cuando nos aprietan la tuerca, somos muy creativos, muchas veces con métodos nada éticos. Esa es la peor manera de utilizar nuestra creatividad. Leer más