El Adviento 2010 y las incertidumbres

Crónicas cubanas
Cada año, el tiempo litúrgico de Adviento constituye una etapa de recuento, firme propósito de la enmienda y, principalmente, espera esperanzadora de los cristianos en todo el mundo. Es un espacio de preparación con vista a las festividades de Navidad conmemorativas del nacimiento entre nosotros del niño Dios, hecho trascendental que dividió la Historia Humana en un antes y un después, en el que resonaron dentro de los ámbitos del Israel bíblico en el territorio donde se ubicaba la aldea de Belén, palabras de amor y esperanza que proclamaron “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad”. Canción de ángeles que ha sido traducida con múltiples expresiones propias de los idiomas y dialectos con que hablamos los seres humanos, iluminada y enriquecida musicalmente además con una gran diversidad de melodías, cánticos referidos, imágenes y formas gráficas simbólicas de la alegría, la felicidad así como de la esperanza, propias del ambiente navideño y de fin de año, que se extiende a la hermosa fiesta para los niños cada 6 de enero en recordación de la visita de los magos del Oriente a Jesús, María y José en su gruta de Belén. Leer más