Avatar

La "odiada" Iglesia Católica

De Santiago Romero, un médico español
Estas son las cifras de la «odiada» Iglesia Católica en España
5.141: Centros de enseñanza; 990.774 alumnos. Ahorran al Estado 3 millones de euros por centro al año.
107: hospitales. Ahorran al Estado 50 millones de euros por hospital al año.
1.004: centros; entre ambulatorios, dispensarios, asilos, centros de minusválidos, de transeúntes y de enfermos terminales de SIDA; un total de 51.312 camas. Ahorran al Estado 4 millones de euros por centro al año.
Gasto de Cáritas al año: 155 millones de euros salidos del bolsillo de los cristianos españoles.
Gasto de Manos Unidas: 43 millones de euros (del mismo bolsillo)
Gasto de las Obras Misionales Pontificias (Domund): 21 millones de euros. ¿Imaginan de dónde sale?.
365 Centros de reeducación para marginados sociales: ex-prostitutas, ex-presidiarios y ex-toxicómanos; 53.140 personas. Ahorran al Estado, medio millón de euros por centro.
937 orfanatos; 10.835 niños abandonados. Ahorran al Estado 100.000 euros por centro.
El 80 % del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimonio histórico-artístico.  Se ha calculado un ahorro aproximado al Estado de entre 32.000 y 36.000 millones de euros al año.
A todo esto tenemos que sumar que casi la totalidad de personas que trabajan o colaboran con Manos Unidas, Cáritas, etc… son voluntarios ‘sin sueldo’. A unque a algunos les extrañe, es cierto que hay personas que trabajan por los demás sin pedir a cambio un salario, realizando su labor para ayudar a los demás sin pedir nada a cambio. ¿En cuánto podríamos cuantificar su trabajo?
Lo asombroso es que nadie (o muy pocos) saben de este ahorro esencial para que la economía española ‘vaya bien…’.
Reenviemos este artículo para que llegue a quienes critican injustamente a la Iglesia por cualquier motivo ¿Por qué nos vamos a avergonzar de nuestra Iglesia?
Nos sentimos orgullosos de ser católicos
¿POR QUE NO SE DA PUBLICIDAD A TODO ESTO EN LA PRENSA; RADIO Y TELEVISIÓN?
___________________
Santiago: porque siemre habrá gente a la que le moleste el bien, y la libertad. En España hace siglos los católicos tenían que organizar ejércitos, hoy, les toca escuchar, dialogar, decir la verdad a cualquier costo, y sueguir haciendo el bien aunque no se reconozca suficientemente.
Cuando miro todos esos servicios y su aporte económico yo también me enorgullezco de la Iglesia en España, que es mi Iglesia, pues la Iglesia de Jesucristo es una sola. Pero también me digo como en el Evangelio «siervos inútiles hemos sido», eso es lo que tenemos que hacer.
Sin embargo, el bien mas grande que puede presentar la Iglesia a la sociedad, hermano Santiago, no es nada de eso que pones; es una persona: Jesucristo. Ese es el que nadie puede quitarnos, al que no podemos renunciar, y el que sólo los cristianos podemos dar, lo demás, pueden darlo otros, ciertamente.
Vivo en una Iglesia que no tiene hospitales ni escuelas y si puede asistir a los necesitados es por la ayuda generosa de gente como tú. Sin embargo sanamos corazones, y también alguna que otra enfermedad del cuerpo, educamos las inteligencias y los espíritus mediante decenas de experiencias de formación complementaria, y matamos mucha hambre, con el mendrugo que nos quitamos los que tenemos más, y lo que se quitan cmuchos alrededor del mundo para dárnoslo.
¡Presentemos a Cristo! Él es nuestra única defensa, es nuestro camino, nuestra única verdad, nuestra vida.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.