Sergio Lazaro

Olga y Yamilka

«- Julita no ha aprendido todavía las consonantes, está atrasada en la escuela, en estos días estoy sin trabajar porque adriana tiene catarro con el cambio de tiempo, Julio llega tardísimo y muerto de cansado, he temido que ir a sacar los mandados a la bodega, y ahora le han dicho que van a ´analizar´ las plazas en su trabajo porque sobra gente,…, a mima la tengo enferma y en estos días no he podido ir, figúrate, es lejísimo, pa´qué contarte…
– No te angusties amiga, tienen salud y están juntos,…, mírame a mi…»
Son muy difíciles las situaciones que a veces enfrentan las mujeres en Cuba, ellas son el eje sobre el que gravita el debil equilibrio de nuestras familias.
Hoy te pido que reces por estas dos amigas mías que así hablaron ayer delante de mí.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.