Avatar

libertad de pensar… libertad de creer

Yo creo que hay un solo Dios y que es tres personas: el Padre Creador del Cielo y de la Tierra,  Jesucristo su Hijo Único, que es mi amigo y estuvo aquí para salvarnos, que resucitó y nos dejo el Espíritu Santo, que está conmigo siempre, y que también sostiene a los que aceptan su compañía.
No hay otro dios fuera de Él, y Él, que es Todopoderoso, quiere que yo sea libre, y por tanto que tenga los criterios políticos, religiosos, éticos o técnicos que mi conciencia dicte conforme a la Verdad natural que existe fuera de mi, antes que yo. Mi pensamiento es libre por naturaleza y esencia, como el de Dios.
No hay nadie más grande en el mundo que yo, porque el resto de los seres humanos son iguales a mí, igualmente grandes e  irrepetibles. Por estas razones considero que cualquier ley que viole estos principios es injusta, y que cualquier persona o institución que los viole es una dictadura.
La libertad de pensamiento está indisolublemente ligada a la libertad religiosa, al mismo tiempo, la religión que permita al hombre ejercer su libertad de hijo de Dios, lo lleva a pensar y actuar libremente. El único límite a esta libertad es el bien de los demás.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.