Sergio Lazaro

Urgencia de las nuevas tecnologías

Crónicas cubanas
Con la llegada desde Venezuela del cable submarino de fibra óptica para las comunicaciones y en la medida que se acerca su efectiva puesta en marcha prevista para el presente mes de junio, según se informó inicialmente, se hacen más injustificadas las limitaciones y prohibiciones del disfrute sin excepción por el pueblo en su conjunto de las nuevas tecnologías de informatización. Ello ha sido causa de muchas tensiones sociales, plenamente justificadas por motivo de una absurda prohibición que nos afecta a todos de una u otra forma. Este proyecto ampliará decisivamente en 3,000 veces más las capacidades de acceso a INTERNET según han asegurado los técnicos cubanos y venezolanos que concibieron el proyecto del cable submarino y lo están ejecutando.Saludo este empeño por el significado de independencia informativa y de acceso que en sí mismo comporta para la sociedad cubana contemporánea. Soy de los optimistas y considero que siempre algo nos va a tocar a todos. Asimismo, considero que ya es tiempo de dejar a un lado los planteamientos y excusas que se han estado esgrimiendo para no abrir el libre acceso a las redes de Internet para todos los cubanos sin excepciones. Esa empecinada medida nos mantiene dentro de una lastimosa situación social que, de prolongarse tendrá en el presente y en el futuro inmediato muy serias consecuencias de atrasos ante la Revolución Científico Técnica que se abre paso en el mundo contemporáneo con insospechadas oportunidades para el presente y el porvenir de la humanidad que, en cambio nos son prohibidas a los cubanos de adentro del país, mientras que en algunos espacios informativos oficiales se hace uso público cotidiano de estas tecnologías y se pondera la actividad y el uso por el pueblo de las redes sociales en el exterior.
En mi opinión, es totalmente insostenible e injusto el criterio de limitar y prohibir el libre acceso de los ciudadanos cubanos a INTERNET, esgrimiendo como alternativa un determinado uso social muy controlado y excluyente que aunque también debería impulsarse con mayor énfasis, posee una limitada posibilidad de acceso que nunca podría sustituir a las inusitadas ventajas que ya se disfrutan libremente en el resto del mundo civilizado. Con estos métodos restrictivos se mantiene a Cuba en un retraso científico y social de gran envergadura que poco tiene que ver con los niveles educacionales, culturales y sociales de la población cubana de hoy. Además los cubanos residentes en el país, al no tener la información en tiempo real con que se cuenta en el mundo hoy, quedamos disminuidos y en dependencia absoluta de una información centralizada, en momentos en que se producen cataclismos así como fenómenos sociales, económicos y políticos tan complicados como los que se suceden en la actualidad.
En estas circunstancias y coyunturas, no cabe continuar comparándonos con otras poblaciones retrasadas en el mundo, cuyo desarrollo se encuentra prácticamente en el tiempo de las cavernas, pero que también podría decirse que disfrutan de un acceso liberado a INTERNET aunque carezcan de la cultura y del desarrollo económico social que poseemos los cubanos. Estos planteamientos de algunos constituyen una total inconsecuencia, que se ha quedado sin el más mínimo argumento de excusa con la puesta en marcha del antes mencionado cable de fibra óptica procedente de Venezuela. Por demás podría decirse que, sin el cable de comunicaciones, han subsistido múltiples posibilidades de haber logrado fórmulas efectivas de acceso libre a través de los ciber café creados a tales efectos en todo el mundo. Los pocos que existen en Cuba son exclusivos para extranjeros y se mantienen prohibidos de forma vejatoria a los ciudadanos cubanos, aun en momentos en que están vacíos y sin clientes de ningún tipo.
Los planteamientos de cambios, reformas y actualización del Sistema socio político vigente en Cuba que se aprobaron en el VI Congreso del Partido, podrían quedar en una situación muy controvertida, si se impone a la ciudadanía en general la decisión de mantener en vigor tales prohibiciones pasando por encima de los anhelos y necesidades de un pueblo que ha tenido que enfrentar tantas penurias y dificultades.
Los planteamientos del Presidente Raúl Castro durante la reunión ampliada del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, celebrada el viernes 25 de febrero del 2011, en el sentido que, y cito textual: “la mayor amenaza a la Revolución reside, precisamente, en los errores que podamos cometer” constituyen en mi criterio una importante prevención que se debería tener muy en cuenta para no continuar con las prohibiciones absurdas y los conceptos erróneos.
Este acceso cerrado a las redes de INTERNET que constituyen un verdadero e inusitado avance de la ciencia y la técnica del Siglo XXI y que por sí mismo no se fundamenta en ningún signo político adverso, que además se intenta justificar por causa de que pueda ser utilizado contra Cuba por parte de los enemigos, deja en definitiva a la población cubana imposibilitada para ejercer su propia defensa virtual. Quedamos sumidos en la más amplia dependencia centralizada y paternalista de las instancias del Estado que, por demás cada vez tienen menos disponibilidad de recursos económicos y materiales para hacerle frente a sus obligaciones esenciales. Así lo pienso y así lo afirmo como parte del debate.
http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=94118

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.