Niurka

Niurka se casó a los 17 años para liberarse de sus padres. La familia completa pertenece a una secta, y los mayores procuran que los jóvenes, sobre todo las señoritas, busquen pareja entre los miembros de la organización.
“Encontré un muchacho que me gustaba más o menos y pertenecía a ‘la religión‘, no lo pensé dos veces y me casé, en seguida tuve una niña y en seguida me divorcié, porque para que un matrimonio funcione no basta con que a uno le guste más o menos. En todo este tiempo no había encontrado a nadie más”.
Niurka es madre soltera, tiene 30 años y ha criado sola a su hija, es enfermera y no tiene el apoyo de sus padres porque se fue de ‘la religión’. Su hija ha tenido que aprender a vivir sola en el cuartico donde viven mientras su madre está de guardia en el Hospital. Por mucho tiempo creyó que la religión y el matrimonio eran “una farsa”. Leer más

Espacio laical en diálogo sin exclusiones

Crónicas Cubanas
Hace algunos días participé en un encuentro debate efectuado sin exclusiones onerosas con el propósito de escuchar y debatir una disertación dictada magistralmente por el joven intelectual cubano Julio César Guanche sobre el tema “El lugar de la ciudadanía, Participación política y República en Cuba”. El esperanzador evento fue convocado por la Revista católica Espacio Laical en el ámbito histórico del vetusto edificio del antiguo Seminario San Carlos ubicado a la entrada de la Bahía de La Habana; “Casa sagrada” de la Patria cubana, en donde los presbíteros José Agustín Caballero, Félix Varela y una pléyade de cubanos ilustres soñaron a Cuba y sembraron las bases esenciales de nuestra identidad nacional. Leer más