Avatar

Niurka

Niurka se casó a los 17 años para liberarse de sus padres. La familia completa pertenece a una secta, y los mayores procuran que los jóvenes, sobre todo las señoritas, busquen pareja entre los miembros de la organización.
“Encontré un muchacho que me gustaba más o menos y pertenecía a ‘la religión‘, no lo pensé dos veces y me casé, en seguida tuve una niña y en seguida me divorcié, porque para que un matrimonio funcione no basta con que a uno le guste más o menos. En todo este tiempo no había encontrado a nadie más”.
Niurka es madre soltera, tiene 30 años y ha criado sola a su hija, es enfermera y no tiene el apoyo de sus padres porque se fue de ‘la religión’. Su hija ha tenido que aprender a vivir sola en el cuartico donde viven mientras su madre está de guardia en el Hospital. Por mucho tiempo creyó que la religión y el matrimonio eran “una farsa”.
“Cuando encontré a Ernesto pensé que estaba soñando. Él me fascina, y coincidimos en muchas cosas, cree en Dios igual que yo, pero en la iglesia a donde va no le preguntan quién es su novia, le he pedido que me lleve, estamos pensando en casarnos”.
No se puede construir ninguna realidad humana que viole la libertad personal, menos una familia o una ‘religión’. ¿Respetas tú la libertad de los que te rodean?

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.