La fe salió a la calle

nina-en-hombros-1
Procesión de la Virgen de la Caridad del Cobre en la ciudad de Pinar del Río
Desde mi niñez, el olor del incienso me hace detenerme y rezar. En mi pequeña comunidad natal, tan preciado símbolo se reservaba para las fiestas y ocasiones muy especiales, de manera que para mí se asoció con el recogimiento y el éxtasis espiritual propio de los grandes momentos de la fe en el remanso del templo… cosas de niño.
Cuando salió la procesión este 8 de septiembre desde la Ermita de la Caridad el olor del incienso me petrificó por un instante: ¡lo que había sido para mí propio del interior del templo, ahora estaba en la calle!, rodeado de gente que preguntaba, cantaba, rezaba y veía con ojos estupefactos lo que sucedía. ¡Caramba! –me dije- ¡la fe salió a la calle!. Leer más