Carlitos pasó a saludar

Carlitos trabaja en el Gobierno, y esta mañana pasó a saludar por el Obispado de Pinar, estaba yo en mis trajines cotidianos de mantenimiento del servidor y asomó la cabeza en la oficina.
Comentamos un poco sobre la procesión, sobre la próxima visita de la imagen de la virgen y sobre «la gente que cree de boca para afuera». Hace un par de años se relaciona a menudo con trabajadores del obispado por asuntos de su trabajo y a veces aprovecha y habla sobre «las creencias religiosas», casi siempre, como hoy, el tema lo pone él.
Hoy Carlitos pasó a saludar y me pidió un afiche de la Caridad del Cobre. Hace unos años esto era impensable: ¡Gracias a Dios!