¿Razones para preocuparse?… Sí, y muchas…

Crónicas cubanas
Hace algunos días un sacerdote amigo a quien distingo y aprecio muy especialmente por su valentía y dignidad pastoral, expresó como parte de sus comentarios antes de la bendición final a los que asistíamos a la Eucaristía de aquel domingo a que me refiero, que estaba muy preocupado porque veía dureza en la mirada y en los rostros de muchos de los que iban a su Parroquia o se encontraba por la calle. Nos dijo que eran miradas de angustias, preocupaciones e incluso desesperación.
Sus referencias son del barrio de Los Sitios en el municipio de Centro Habana, que es una zona de mucho hacinamiento y pobreza en medio de nuestra Capital. Leer más

¿Tendré yo vocación sacerdotal?

El domingo fue el día del Seminario. La cantidad de personas que asistimos fue asombrosa. Algunos íbamos con la curiosidad de
visitar por primera vez el nuevo seminario, sus lugares realmente bonitos y acogedores, hasta algunos se atrevían a decir que era «un hotel».
Escuché a muchos muchachos ilusionados al ver  las condiciones, decir ¿tendré yo vocación sacerdotal? Pero cuidado, porque ser sacerdote representa mucho mas que buscar un lugar agradable para pasar un tiempo, o imaginar que es una forma de vida que me permitirá a largo plazo «resolver» algunos de mis tantos problemas. Leer más