¿Me ocupo de crecer y de creer en Jesucristo?

por Carlos Amador, Bayamo

Estoy con Sautie , sí hay muchas razones para preocuparse y creo que hay más todavía para ocuparse.

 

¿Me ocupo de crecer y creer en Jesucristo y me doy tiempo para mí?

¿Me ocupo de mi esposa y de mis hijos?

¿Me ocupo del resto de mi familia?

¿Cuál es mi mirada ante la avalancha de consumismo de hecho o de deseo?

¿En quién o en que pongo mi confianza?

¿Sigo mirando para el costado cuando las injusticias ocurren frente a mí?

¿Espero que la solución a mis problemas venga «como por arte de magia»?

¿Prefiero ser sumiso con los fuertes para evitarme problemas?

¿De parte de quién estoy de las víctimas o de los verdugos?

¿Amo en el conflicto a los verdugos o los tengo sentenciados en mi mente y sueño con tener «la sartén por el mango»?

¿Pierdo mi tiempo, mis bines y mis talentos con los que no pueden, no tienen o no saben?

¿Creo verdaderamente en las BIENAVENTURANZAS de Jesucristo?