Sergio Lazaro

Nuestros Elpidios

«El primero que nos enseñó a pensar», nuestro Padre Félix Varela, escribe sus Cartas dirigidas a un ficticio Elpidio que representa a todos los jóvenes cubanos. En una de sus páginas se lee el siguiente texto, hoy llegue también a nuestros actuales Elpidios.
«Ábranse las páginas del Evangelio, de ese Sagrado Testamento del autor del Cristianismo, y  cada palabra brotará mil virtudes y destruirá mil crímenes. Aún el incrédulo, que niega su origen divino, advierte que la caridad movió la pluma desde la primera hasta la última sílaba de este santo libro. Las pasiones no reciben en él la mas ligera lisonja, antes son siempre refrenadas. Los hombres se presentan todos iguales, y sin derecho alguno ni el más ligero pretexto, para ser injusto; los vicios son corregidos sin consideración a las personas, y la naturaleza jamás aparece vejada, pero siempre dirigida. Foméntanse las buenas obras con premios y atérranse los vicios con castigos eternos. La franqueza y generosidad, el desprecio de los bienes temporales, la sincera amistad, el amor puro, la paz y la alegría, la obediencia sin bajeza  y la superioridad sin orgullo, la ciencia con humildad, la riqueza sin avaricia, la pobreza sin envidia, el sufrimiento con heroísmo, la grandeza del alma, la elevación de las ideas, en fin, todos los dones celestiales brotan de este código divino. ¿ Y no será el que conviene al pueblo feliz que yo había descrito? ¿Podrá haber un pueblo verdaderamente feliz sin este código de salud?» 
Nuestros jóvenes necesitan conocer al Señor,  acercarse a El,  para que podamos ser un pueblo verdaderamente feliz y  mucho nos toca a nosotros poder llevarlo a sus corazones, no solo con palabras lindas, sino muy importante, con el ejemplo de vida coherente. Que la Virgen de la Caridad, Madre de todos los cubanos, nos ayude a todos y especialmente a nuestros catequistas, para poder formar muchos jóvenes virtuosos, porque como decía Varela «La libertad nada teme cuando la virtud está segura» 

Alina

 

 
0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.