Sergio Lazaro

Cuando comienza el año nuevo 2012…

Comenzaré por plantear que el refrán “año nuevo vida nueva” no se ha convertido en una realidad existencial en medio de nuestras penurias, anhelos y grandes incertidumbres. Considero que lo que ha estado sucediendo hasta el presente se podría identificar dentro de un esquema que se ha caracterizado por el planteamiento de determinados planes y propósitos presentados como muy halagüeños que se convierten en un más de lo mismo. En tanto que las cúpulas de la sociedad hacen oídos sordos de los anhelos, angustias y criterios de la población sin entender que mientras más desconfíen del pueblo, en esa misma proporción disminuirán su credibilidad, y apoyo. En tanto que se han estado planteando propósitos de cambios que tuvieron su más importante actividad durante el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, que aprobó los “Lineamientos de la Política Económica y Social”, los que resultan insuficientes, contradictorios en disímiles aspectos concretos y dejan fuera importantes cuestiones. No obstante, he planteado apostar por los cambios en función de las posibles sinergias motivadoras de nuevos y más profundos cambios; he reiterado además la necesidad de que se realice una profunda depuración de responsabilidades, así como una integral renovación de cuadros. En el 2012 los problemas no se solucionarán con el lenguaje y el uso de la fuerza, ni mediante las exclusiones que van contra el humanismo que se ha proclamado de 1959 a la fecha. Así es como pienso y así lo expreso en virtud de mi derecho a manifestarlo. Por un año 2012 de reencuentro, reconciliación y diálogo entre todos los cubanos de adentro y de afuera del territorio nacional. ¡Feliz año nuevo!

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.