Avatar

Perder la vida

Ayudar a los que sufren, ocuparse de otros, tratar que sea mejor lo que
me rodea: el trabajo, el barrio, la Iglesia, Cuba… Para muchos eso es
“coger lucha” inútilmente pues “la vida es una sola y hay que pasarla lo
mejor posible”. Las lecturas de hoy de hoy (Marcos 8,34-38.9, 1 y
Santiago 2,14-24.26) son claras en ese sentido: tratar de vivir sin que
importen los que sufren no es ganar la vida, sino perderla, pues en
efecto, la vida es una sola, pero es eterna y para acceder a ella hay
que saber vivir al estilo de Dios, a quien sí le importan los demás. A
la vida que no lleva ese estilo, los cristianos, hace siglos, le
llamamos infierno.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.