Avatar

ven Espíritu Divino

Manda tu luz desde el cielo
padre amoroso del pobre
don, en tus dones, espléndido.
Entra hasta el fondo del alma,
divina luz y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre
si Tú le faltas por dentro…
Sí mi Señor conozco mucha gente vacía, cuya vida no va a ningún lugar, más bien va «escapando»: de la miseria, de la responsabilidad, de la opresión, y de la propia angustia de no ir a ninguna parte.
¡Entra hasta el fondo del cada uno de nosotros y llévanos a tu Casa,  el lugar donde todo es abundancia, libertad y solidaridad, donde siempre hay hacia donde ir, y de donde nadie quiere irse. Enséñanos a ver que esa Casa, la tuya, es también la nuestra, la Cuba de las palmas y el planeta verde que se llama tierra, donde conviven el desierto y los húmedos remansos.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.