Sergio Lazaro

SI CONFIO SOLO EN ÉL…

… entró de una vez por todas en el Santuario, no
por la sangre de los chivos y terneros, sino por su propia sangre, obteniendonos
así una redención eterna.

Hebreos 9, 12

 

¿Cuándo aprenderé a confiar en el valor del cuerpo
y la sangre de Cristo y dejaré atrás plantas, «trabajos» y
«limpiezas»?
0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.