Sergio Lazaro

Felices, en cambio, los ojos de ustedes, porque ven; felices sus oídos,
porque oyen.
Mateo 13, 16
El Señor me ha dado la gracia de conocerlo. ¿Acepto sus dones?, ¿escucho su
Palabra?, ¿Sigo sus caminos?

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.