Quinto mandamiento de la libertad

«No matarás”. Serás libre si aceptas la vida de los demás como un don, y sus capacidades como una oportunidad para que tú seas mejor. Serás libre si no ves la competencia que puedan ejercer otros como un acto en tu contra, sino como parte de la dinámica de la vida. Matar es evitar que el otro haga su propio camino, puede que no se trate sólo de quitarle la vida física, sino también las oportunidades de realizarse como persona. Hoy se reconoce el genocidio cultural y civil como una forma de matar, y ha sido muy usado en ambientes y sistemas sociales totalitarios: convertir al otro en un ser de segunda clase (como familiar, como trabajador, o como ciudadano) es una forma de matar. Leer más