SI ANTE ÉL SOY PEQUEÑO…

En aquel momento Jesús se estremeció de gozo, movido por el Espíritu Santo, y dijo: «Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido». Lucas 10, 21
¿Me siento pequeño delante de Dios?¿Lo reconozco como Señor de mi vida?

La berjovina

Mi vecino armó una berjovina* (compró piezas por separado, la montó y legalizó): «ahora termino el día menos cansado, tengo más deseos de hacer cosas, y no me duele la columna cuando me acuesto… lo malo es el gasto de la gasolina»
«Sí, pero como puedes trabajar más y mejor sacas el gasto extra y vives más humanamente»-cotesté.
«Eso sí es verdad, ahora no quiero saber de bicicletas… ¿por qué será que a lo bueno se acostumbra uno rápido?»
«Porque estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, que quiere lo mejor para nosotros…, también el querer trabajar más y estár más disponible a tu familia en la tarde, son cosas de Dios, consecuencia de lo mismo, Él quiere que vivamos bien y que trabajemos bien, para ayudarlo a terminar de hacer el mundo»
*Una berjobina es una pequeña moto rusa de la época del socialismo, es parecida a lo que ha sido este sistema: muchísimo ruido y no pasa de 40 KM/h, no sirve para viajes largos