Avatar

Milagro

A nuestra hija mayor le habían diagnosticado un trastorno genético que podría traer terribles consecuencias. Tres médicos distintos evaluaron positivamente uno de los signos, un segundo signo era visible a simple vista.
Su médico pidió confirmar el diagnóstico en un centro especializado. En el corto tiempo en que medió para esa cita, mucha gente rezó por Ana Laura, y sus pedres imploramos, convencidos de que Dios puede hacer cualquier cosa buena. Pedimos la intercesión de la Virgen y del Padre Olallo. No tenemos fe suficiente, y mucho menos tenemos méritos, pero nuestros amigos sí tienen esa fe, y Cristo, tiene los méritos de la Redención.
El primer signo de la enfermedad no fue confirmado por los especialistas, el signo que era visible a simple vista ¡DESAPARECIÓ! ¡Gloria a Dios! y gracias atodos los que rezaron por ella.
Yo entiendo ahora lo que sentían muchos de los que Cristo sanaba, cuando salían dándole glora a Dios, aun cuando muchos les creyeran locos.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.