Avatar

Gracias Madre

Gracias  por pedirle a tu hijo un milagro para mi familia, como en aquellas bodas, donde adelantaste Su Hora, para que aquella familia nueva no pasara la vergüenza del fracaso en una sociedad competitiva y superficial como la nuestra. Ellos no tenía méritos para tal deferencia de Dios mismo, pero Jesús sí los tenía. El ser humano está atrapado por sus limitaciones, pero nadie puede quitarle la dignidad de ser hecho a imagen de Dios. Por eso es que existen los milagros.
Gracias Madre por ayudar con tu oración a que nuestra poca fe, se convirtiese en digna del Maestro. Gracias también por tu indicación sabia, la misma que diste a aquellos pobres sirvientes de las bodas de Cana: “¡Hagan lo que Él les diga!”
Y tú. ¿Ya le pediste un milagro?

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.