Mira el conjunto

El fin de un año es buen momento para mirarte a tí mosmo. Dale gracias a Dios por todo lo bueno que has vivido. Si haces balance de todo ello, verás que es más positivo de lo que tal vez aprecias a simple vista: mira al conjunto.
En la Biblia hay un librito pequeño que se llama Eclesiastés. Léelo, es una buena guía para una evaluación de fin de año. No temas pensar y soñar, eso es propio de ser personas.

Sueño de Navidad

Anoche soñé que que la gente se deseaba Feliz Navida en las calles. Qué había nacimientos y arbolitos en lugares públicos, que había fiestas y cenas en Noche Buena, que mi hija no tenía que explicarle a su amiguita que la Navidad es el «cumpleaños de Jesús». Soñé una ciudad reconstruida, con agua, comida, nuevos negocios y gente alegre y emprendiendo. Soñé que el despertar de la fe iba en serio y profundo, y que en mi parroquia había dos sacerdotes jóvenes y cubanos. Mi sueño no es un imposible, ya se ven signos de su realización. ¡Te invito a que trabajes por él tú también!