Mira el conjunto

El fin de un año es buen momento para mirarte a tí mosmo. Dale gracias a Dios por todo lo bueno que has vivido. Si haces balance de todo ello, verás que es más positivo de lo que tal vez aprecias a simple vista: mira al conjunto.
En la Biblia hay un librito pequeño que se llama Eclesiastés. Léelo, es una buena guía para una evaluación de fin de año. No temas pensar y soñar, eso es propio de ser personas.