Sergio Lazaro

SI ME OCUPO DE SUS ASUNTOS…

Jesús les respondió: «¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?». Lucas 2, 49
¿De qué asuntos me ocupo? ¿De los de Dios, nuestro Padre; de los míos, o tal vez de los del Maligno?

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.