Benedicto XVI, el Magno

por Mons. Antonio Rodríguez Díaz, Director de la Revista Vitral
de la Diócesis de Pinar del Río

Diócesis de Pinar del Río, 14 de febrero de 2013.
En la Iglesia, solamente cuatro hombres llevan el título de Magno. Dos de ellos fueron papas: San León y San Gregorio. Los otros dos fueron obispos y grandes teólogos: San Basilio y San Alberto. Curiosamente a los dos máximos teólogos de la Iglesia: San Agustín y Santo Tomás de Aquino, no se les ha llamado Magno. El Pontificado de Benedicto XVI; pero más aún, la decisión de su renuncia (dado el inmenso significado que expresa) lo convierten en grande.
La noticia de la renuncia del Papa resultó inesperada; máxime cuando desde hace 600 años esto no ocurría en la Iglesia. Seis años antes de su muerte, muchas voces en la Iglesia expresaban la posibilidad de que Juan Pablo II, caracterizado su Pontificado por su eficiente labor, renunciase. El evidente deterioro de su salud corporal apuntaban a esta posibilidad, sin embargo, no lo hizo.
Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) había llegado al pontificado con la avanzada edad de 78 años. Superaba así, al Beato Juan XXIII, quien con 77 años inició su papado. El Papa Ratzinger expresó desde el primer momento, que él sabía que el tiempo de su pontificado no sería largo; esto era obvio, dada su avanzada edad. No imaginamos el hecho de la renuncia. Leer más