Ora por los cardenales

«Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las fuerzas del infierno no prevalecerán sobre ella»(Mt 16,18)
Con estas palabras Jesucristo instituyó el papado hace dos mil años. La historia de este ministerio ha sido como la del propio Pedro: terquedad, debilidad y negación del propio Cristo, pero también servicio, decisión, y testimonio del Seños hasta las últimas consecuencias del martirio. Por voluntad de Jesucristo, siempre ha sido mayor el encargo de anunciar el Evangelio y la fidelidad a Dios.
¡A partir de ahora se está eligiendo un nuevo sucesor de Pedro!¡y los cardenales tienen la responsabilidad de ser dóciles a la voluntad de Dios!¡Ayúdalos con tu oración!