Avatar

Dos amores

*Por Nelson de la Rosa* Él despertó temprano, es un día especial. El diario de hoy tampoco le atrae. Ella, en otro lugar, no busca noticias; no hay nada más importante que lucir radiante para él y mientras se mira al espejo recuerda el primer encuentro. Él, cuando se viste, repasa recuerdos de un pasado inalcanzable. A la hora exacta, ambos, impecablemente vestidos, toman un coche. El de él, negro como el traje, más claro el de ella a tono con la inminente ceremonia nupcial. Los dos van detrás, a la izquierda. Ella lleva un ramo de flores y a él le basta una rosa. Cuando a aun el sol no está en lo más alto del cielo llegan a su destino: él pone la flor sobre la tumba de su amada y ella, a la misma hora, camina hacia el altar del brazo de su amado. El amor es la más divina de las realidades humanas, nada le es ajeno, ni las mayores alegrías, ni las peores desgracias.

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.