Avatar

Estudiar: un acto de esperanza

Julia María acaba de terminar un curso de computación en un centro de educación no formal de la iglesia en Cuba, no es creyente, y trabaja de mesera en una “paladar”.
“Pa´ lo que hago no hace falta la computación, pero no voy a estar cargando platos toda mi vida, mi niñita merece más. El trabajo está malo, y por ahí andan botando gente, pero no siempre va a ser así,  hay buenos lugares que se están abriendo…”
Hay quien estudia para mejorar en el trabajo, otros porque se van del país y quieren irse preparados, otros para que no los boten,…, otros. Lo importante es que miles de cubanos no han colgado los guantes y siguen mirando hacia el futuro y valorando el saber, como condición de necesaria para tener una vida mejor. Estudiar es un acto de esperanza en Cuba hoy.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.