…perdidas


Cuando el Padre Ariel Beramendi me envió este Email, me percaté de que mis chancletas aún tenían suelas…
Esta foto anónima flotaba anónima en Internet; la he descargado para enviárselas a mis amigos y con un «chancletazo» desearles «muy feliz Navidad».
Imagino los kilómetros, días, meses o años que su dueño o dueña ha caminado para perforar estas sandalias que son los zapatos de gente sencilla de la India, Brasil o Senegal…
Con esta imagen quiero forzarme a no olvidar que hay un mundo en ebullición fuera de mi horizonte tibio; que existe mucha gente que no teniendo mucho, sabe vivir; no necesita tanto confort para caminar por su destino.
Por otro lado me recuerdan, este par de «chancletas» – como se le llama a las sandalias en varios países de América Latina -, que existen metrópolis lujosas construidas a base de la explotación de los sin casta. Leer más

Del lenguaje al corazón

Los cambios del Papa Francisco
Un primer cambio introducido en la Iglesia Católica por Francisco es el lenguaje. Puede parecer una mera cuestión formal, pero en realidad es algo mucho más profundo. No se trata del abandono de ciertas expresiones curiales o de palacio, sino de atreverse a tratar con palabras usuales y de manera clara determinados temas de los que se tenía conciencia pero que no se afrontaban.
Es incluso animarse al sinceramiento y a la aceptación de la propia humanidad herida por los interrogantes más dolorosos, como cuando afirmó recientemente que  no hay respuesta a la pregunta sobre el sufrimiento de los niños.
Acaso todo comenzó con su primer saludo como Papa a la muchedumbre reunida en la Plaza San Pedro, cuando dice «Buenas tardes», le pide al pueblo que rece para que Dios bendiga al obispo de Roma y se despide deseándole a todos un «Buon riposo». Leer más