Sergio Lazaro

Si quiero seguirlo

De la misma manera, el Padre que está en el cielo no quiere que se pierda ni uno solo de estos pequeños. Mateo 18, 14
El Padre celestial no quiere que yo me pierda, y yo, ¿qué quiero?

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.