Avatar

¡Tu ofrenda al Niño!

“Cuando Dios me vio tacando ante él, me sonrió…” Este antiguo villancico enseña que cualquier obra humana es agradable a Dios, siempre que sea para bien. Dios oye intentos, aplaude la verdad, y se goza con el esfuerzo cotidiano. La gloria de Dios es tu felicidad, y ésta se encuentra dando, no importa cuán humilde sea tu ofrenda, lo importante es que sea tuya, y la des al otro con amor.
Lo que importa es lo que amemos. ¡Qué Dios premie tus desvelos!¡Qué se cumplan tus sueños!¡!Qué tu familia más grande y unida en 2014!¡Qué la Iglesia sea más cercana y más valiente en 2014!¡Qué Cuba sea más próspera y democrática en lo adelante!
¡Feliz Navidad!

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.