¿Has perdonado recientemente?

Sí, al que te maltrató en la calle, a tu amigo que olvidó un compromiso, a tu hijo que te faltó el respeto…
El perdón parte de una actitud interior, que se hace efectiva en los actos, y no niega una respuesta coherente, ni siquiera la defensa, pero asegura que no guardes rencor, que no se te envenene el día, ni se te agríe el corazón: al que te maltrató, incrépalo sin ofender, para que se dé cuenta, luego no te quedes rumiando la ofensa. Leer más