Avatar

Ayudar a otros a tocar al Señor

Congreso SIGNIS 2014
Día 1
La Iglesia debe «habitar» la diversidad de redes y ambientes comunicacionales de estos tiempos. Para ello, debe articular a creadores e instituciones. Eso es Signis: una familia global de profesionales que habitan los diversos ambientes comunicativos, portando una experiencia vital: la relación con Jesucristo.
La mañana de hoy comenzó con una misa en Inglés, oficiada por sacerdotes de distintos países, presidida por un Malawi. ¡Tremenda la universalidad de la Iglesia! Gente de distinta cultura y lengua, participaba porque cada cual percibía “que se habla su propio idioma”, como en Pentecostés, Raynol, Villa y yo, respondíamos en Español.
El lema del congreso es Creando imágenes con la nueva generación. Medios para una cultura de paz.

Una cultura de encontrar al prójimo
Mons. Celli, “un signo de unidad de la Iglesia y de comunicación al servicio del Evangelio”, planteó las interrogantes sobre el diálogo de las nuevas generaciones y la Iglesia: ¿cuál es su imaginario?¿cómo transmiten y reciben valores?. Hoy la comunicación está marcada por la imagen, la más antigua técnica de transmisión de información. Las redes sociales son el otro gran elemento de comunicación, éstas no son un conjunto de conexiones, sino de personas. El que comunica se hace “prójimo”, como el buen samaritano. Hoy la clave está en cultivar la cultura del encuentro a través de los espacios comunicacionales: “no miren la vida desde el balcón, vaya allí donde la gente lucha diariamente…”
SE trata de descender a los ambientes donde hoy la gente se juega la vida. De ser una Iglesia de simpatía, apertura, e inclusión. No hay barreras ni recintos, la Iglesia está abierta a todos. El corazón abierto, proceso lento, pero posible y necesario.
Ayudar a los abandonados a tocar el manto del Señor
Augi Loorthusamy, Presidente Saliente de SIGNIS, dio la bienvenida. “Íbamos a celebrar este congreso en el Líbano, pero la situación allá lo impidió, no obstante, volveremos allí.” Presentó asimismo al Vicepresidente Gustavo Andújar, de Cuba, y al resto del equipo, explicando que el otro vicepresidente tuvo que renunciar debido a responsabilidades familiares. “Para SIGNIS es clave producir materiales audiovisuales que cultive la paz y el encuentro”. Hizo un análisis generacional de la participación en las comunidades y en los ambientes digitales. Lo único permanente en las nuevas generaciones es el cambio. Muchos se quedan en casa porque no buscan independencia, pero eso es un asidero importante para la familia, son rebeldes sin causa, buscan la justicia y los significantes. ¿Qué quieren escuchar de escucharnos?
Es necesario seguir educando en la importancia de la comunicación para la Iglesia, como dimensión transversal de su misión Evangelizadora. El Papa Francisco, por ejemplo, no ha dicho nada nuevo, pero la forma en que lo dice y lo aplica, ha sintonizado con las multitudes. “Es el servicio y el encuentro lo que hará a la Iglesia seguir adelante, aunque nos ensuciemos por trabajar en el mundo.”
workshop-new-mediaLa cultura digital emergente
La Iglesia debe promover a las personas para que tomen el control sobre los flujos de información que manejan (le llegan) y su influencia.  La multidireccionalidad debe aprovecharse para el protagonismo de media, la visibilidad y el periodismo ciudadano. Hay que tener en cuenta la privacidad y el evitar la sobrecarga de información, que quita la oportunidad a la reflexión y revisión.
La limitación de la información es una limitación al ejercicio de la ciudadanía y a la construcción de nuevas formas de riqueza. El mercado es por naturaleza un agente regulador de las autopistas de la información.
La fuente de información no “somos nosotros”, la fuente es toda persona, con su vida espiritual y su experiencia cotidiana, se trata de dar a conocer e interconectar la vida “de Dios” que hay en cada uno. Cuando vas por un bazar, hay mucha gente queriéndote vender algo, ellos están “contestándonos” preguntas, nos están brindando respuestas a nuestras posibles necesidades. ¿A qué necesidad quieres apuntar? ¿Who are the better responders? Esa es una cuestión importante.
Traer a la gente “al misterio”, hacerles que descubran a Dios que vive en ellos, no manipularlos ni forzarlos a un camino (eso ya no es posible).
La comunicación es el intercambio de información y el encuentro entre las personas, no se trata de imponer, sino de atraer a una experiencia, que es depositaria de una verdad que no nos perteneces, pero que es vivida intensamente por quien la anuncia con su testimonio.
Las preguntas de las jóvenes y su deseo de ser amados y de hacer algo por los demás es la misma siempre, sólo que ahora, son el contenido público de grandes redes. ¿How can I live?¿How can I love?. Las respuestas no son fácilmente iluminadas, por los planteamientos religiosos tradicionales.
Estos son tiempos de decir humildemente que no sabemos, tiempo de investigar, de escuchar, de oír hablar a otros, de dejarles hablar. La fe no es un formulario de respuestas, es una relación personal que nos ayuda a encontrar respuestas, y nos salva de las incertidumbres. Más que “respondedores” somos testigos.
La autoridad normalmente significa distancia, ahora vemos, con Francisco, que más que nada significa cercanía… Así era la autoridad de Cristo. Se trata de ir más allá de la simple buena vecindad y construír hermandades, basados en el respeto y la colaboración. “Opción global por la realidad” (como decía Mons. Oves) Que es la opción que incluye al distinto o al “enemigo”.
Taller “Nuevos medios, nueva comunicación”
Snap Shot: Base de Instagram: videos e imágenes de pocos segundos, que “evitan” el chequeo de los padres y acelera la comunicación.
Ya no son New Media, sino Digital Media, En EU, faceBook es la vieja red social de los padres y abuelos, InstaGram, es la de los niños.
Los adolescentes están buscando lo nuevo próximo, eso es un criterio fundamental para ellos. “Los jóvenes de menos de 20 casi no se miran, miran a sus teléfonos”. La radio se está trasladando a Internet, la gente no se despierta con la radio, sino con los teléfonos. La emisora que no esté en Internet no existe. En Cuba, la gente paga 4.5 CUC la hora para encontrarse en FaceBook con otros, sobre todo fuera de la isla.
Muchos de los comunicadores presentes trabajan sobre varios soportes, incluso son generadores de contenido que luego desarrollan en varios soportes. Su secreto está en el trabajo en equipo y en la mentalidad integradora.
FaceBook, Linked in y otras redes son escenarios para grupos, que comparten preguntas, inquietudes, oración. Etc. No se trata de contestarlo todo desde “una cátedra”, sino de acompañar y estar cercan. El  mejor punto de partida para un blog o trabajo digital diario, es ir a Twiter a ver qué hay… Es un buen punto de partida, ayuda a trabajar, a vivir la fe.
Cuando estamos en estos medios sociales, uno se pregunta ¿hay una interioridad hoy en la gente que está constantemente en las redes sociales…? Es un reto la pregunta, la respuesta es sí: detrás de la superficialidad y el  materialismo, está el deseo de auto-manifestación y de ser escuchado y acompañado.  No se trata sólo de decir “Jesús es la respuesta”, lo primero es aliviar, consolar, mostrando a Jesús a través de nuestra sintonía. Se trata de estar en un “ambiente”. Hay que contar historias que edifiquen a la gente, y le den razones para la esperanza, que muestren la utilidad de la virtud.
Cuando se entra en las redes sociales, se entra en una charla cotidiana de café, con la misma limitación de lo cotidiano y vecinal. Es un nuevo tipo de visibilización de las personas.
¿Qué es una comunidad virtual?. Una grupo humano que supera barreras de tiempo y espacio, pero que se cultiva con gran profundidad. Los sistemas, más que medios, son ambientes do de se realicen. El tiempo no se detiene, abre oportunidades.
En los medios vaticanos se está caminando hacia la integración. Eso es news.va. (Charles Ayetan) La radio es una fuente tremenda de contenidos, que pueden re-significarse. El gran nuevo escenario de la radio es Internet.
La re-significación de los contenidos comunes generados por el papa y el Vaticano es el trabajo principal de news.va. Se trata de crear “un ambiente” sobre el Papa, el Vaticano y la Fe, en medio del “Ambiente” digital. Por eso hay “interactuadores”, que estar para responder-“convivir” en el ambiente. Algo exitoso es colocar música local el “sitio” que se ve desde diferentes países, usando así la interactividad de las tecnologías web. Si te leen de Nigeria, ponle música agricana, si te leen desde Cuba, un son…
Signis provee espacios de intercambio, formación y colaboración de creadores y obras. La visión de la enseñanza universitaria de varias facultades católicas, es el formar managers, buscadores de iniciativa, creadores y sostenedores de sistemas institucionales de comunicación, los que conciben las generalidades y contratan creadores, y hacen o integran obras comunicativas.
Jimm Macdonnell: De Macdonnel comunications, es un consultor de comunicación que hace lo anterior por encargo.
Los cambios tecnológicos son tan rápidos que “chocan” con los ritmos más lentos de la Iglesia, un gran reto es dinamizar los medios con los ritmos antropocéntricos de la Iglesia, y  hacer que la Iglesia reaccione tan rápida y sabiamente como Cristo ante lo ignoto.
La comunicación institucional aparece entonces como el esfuerzo integrador y dador de sentido pastoral de las presencias en ambientes comunicativos.
El ir a los medios es de alguna manera “dejarse seducir” por las empresas que está detrás de los digital media, que los usan e instituyen para ganar dinero. Hay que estar atento a eso. Sin embargo hay que habitar estos ambientes, de la misma manera en que Pablo usó el correo y los caminos romanos para propagar el Evangelio, lo cual, al final, transformó el imperio.
Al otro lado de esta presencia está el posponer la propia vida, los lugares físicos en los que habitamos. El punto es el equilibrio, el discernimiento, el orden en la propia vida.
Vatican.va es un ejemplo de cómo debemos implicarnos en las diócesis con los medios.
Gabriel Aranzueta: “Ontología de la distancia”, que reflexiona sobre el cambio del paradigma cara a cara como culmen de la comunicación humana. Se trata de no rechazar de plano las nuevas formas de contacto, e intentar darles “un lugar” en la naturaleza comunicativa del ser humano, más allá del peligro de detrimento de la intimidad entre personas que el “consumo” de los medios digitales.
La Iglesia cambia lentamente, pero cambia. Para las oficinas de comunicación que surgieron por crisis, el mejor trabajo, y la mejor forma de evitar las crisis sin actuar como policías, es precisamente la articulación de políticas de comunicación “de tiempos de paz”, escuchando y habitando, escuchando y respondiendo, estando cerca. Que sean oficinas para la cercanía de la Iglesia con la gente, esto, a su vez las pondrá en la mejor de las posiciones para resolver cualquier crisis.

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.