Sergio Lazaro

Si me dejo tocar por el Señor

Jesús tomó al ciego de la mano y lo sacó fuera del pueblo. Después de mojarle los ojos con saliva, le impuso las manos y le preguntó: “¿Ves algo?”. Marcos 8,23
Después de acercarme a Jesús, ¿veo todo: mi vida, mi familia, la realidad en que vivo, de la misma manera que antes? ¿Necesito dejarme tocar por el Señor?

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.