Sergio Lazaro

El aviso del padre Roberto, un alerta para todos

La Basílica menor de la Virgen de la Caridad del Cobre en Centro Habana, santuario diocesano de la Patrona y Reina de Cuba, es, posiblemente, uno de los templos más concurridos y populares de la capital de todos los cubanos, donde los sentimientos de creyentes y no creyentes confluyen con una muy singular manera de expresarse, en medio de un barrio en el que por demás coexisten una fuerte presencia de los cultos sincréticos propios de la religiosidad popular cubana con el cristianismo, ya que a unas pocas cuadras, también se encuentra la Primera Iglesia Presbiteriana Reformada de La Habana, lo que da un sentido de diversidad religiosa al lugar. En tanto que los cultos sincréticos manifiestan una alta consideración por la Patrona de Cuba, la virgencita morena que nos acompaña desde 1612 y que en el tiempo ha sido y es consuelo y socorro de todos los cubanos sin distingo alguno. Es, pues, su Santuario en La Habana un lugar sagrado del pueblo habanero. Soy, feligrés y vecino del mismo municipio donde se encuentra la actual Basílica Menor de la Caridad del Cobre; y lo que voy a testimoniar, me incumbe y lo he vivido personalmente. El padre Roberto Betancourt, el actual Rector del Santuario, es mi párroco a quien admiro y aprecio muy especialmente por sus virtudes como sacerdote, su cubanía y su patriotismo a toda prueba.
En consecuencia, me referiré al Aviso del padre Roberto, en el que planteó al final de sus misas dominicales hace algunos días, que por causa de la basura acumulada sin recoger durante casi un mes, ya no se podría abrir las puertas de la Oficina Parroquial. Avisarlo en público, es lo que pudo hacer ante los oídos sordos en las instancias a las que había acudido infructuosamente En definitiva, el aviso padre Roberto dio resultado y al otro día se sacaron varios camiones de basura y se higienizó el lugar. El Aviso del padre Roberto hay que tomarlo muy en cuenta porque, en mi opinión debería ser un alerta ante las epidemias que recorren al mundo.

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.