Avatar

Vivir de milagros

El milagro es obra de la fe, el trabajo duro y la Gracia de Dios. La vara de Moisés, sin gente terca, miserable y sedienta, no sería más que la vara de un prestidigitador que encanta y entretiene sin salvar nada (D.M Loynay, Poema XLI). Dios no necesita milagros, los hace para nosotros, cuando somos capaces de acceder a Él, mediante la oración.
¿Has pedido alguna vez a Dios lo imposible y has trabajado para ello? Yo sí, varias veces, aunque con miedo y recelo… Y he visto milagros, gracias a los cuales vivo.

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.