Sorpresa martiana

El sábado anterior llevé a las niñas a la casa natal de José Martí. Cuando llegamos, había mucha gente, sobre todo familias con sus niños: “eso es por la Jornada Martiana”, me dijo la que vendía los tickets. Al parecer muchos niños han pedido a sus padres que los lleven a la “casita de Martí”, como las mías, porque “la maestra nos habló de eso”. Leer más