Sergio Lazaro

Si me dispongo a purificarme

Jesús tuvo compasión, extendió la mano, lo tocó y le dijo: “yo lo quiero; queda limpio.” Mc. 1, 41
Jesús quiere purificarme, ¿quiero yo ser purificado?

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.